ALUMNI BRITÁNICO Marta Miret:»el bilingüismo me ha acompañado y dado alas, y el pensamiento crítico me ha conectado más con el mundo»

|

Marta Miret Rodríguez ( Zaragoza 1981) es arquitecta superior por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona (ETSAB) de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). Doctoranda UNIZAR (Universidad de Zaragoza), investigadora del Grupo GIRAS (Grup Internacional de Recerca en Arquitectura i Societat). Viajera empedernida y mama feliz. 

Su amplio conocimiento de varios idiomas (inglés, alemán, catalán y castellano) le ha permitido pasar temporadas largas en Inglaterra-Londres, Irlanda-Dublín, Alemania-Berlín, Italia-Milán, a veces por estudios y otras laborales.  Su trabajo en retail en HMY como directora de proyectos lo ha compaginado con el despacho de Miret Arquitectos,  una experiencia muy interesante que le ha permitido ser la directora de un gran equipo de técnicos y trabajado por toda Europa.

¿Dónde estás trabajando actualmente? ¿Por qué te decidiste por ese trabajo?

Actualmente formo con mi padre el estudio Miret Arquitectos SLP. Carlos Miret Bernal mi padre, mentor y arquitecto al que admiro, me inculcó el germen y la responsabilidad de la profesión, autor del proyecto de Avance de Candidatura de la Expo 2008 de Zaragoza, con el tema “el agua”, aprobado en el Consejo de Ministros en octubre del 2000. 

Un estudio de arquitectura pluridisciplinar donde desarrollamos las siguientes especialidades tales como, Urbanismo, Edificación, Rehabilitación, Retail, Instalaciones, Obra Civil, Diseño de interiores etc. En uno de mis proyectos me dieron un reconocimiento del Politécnico de Milán como obra de interés, destacando en la ciudad de Bilbao en 2017.

En septiembre de 2020 presento mi libro “Pandemia y confinamiento mirado por los ojos de una arquitecta”. Publicado en inglés, reconocido en la prensa digital de EEUU y otros medios de comunicación. Reconocido en la universidad de Chicago, catalogado en las bibliotecas de universidades inglesas y americanas como también en otros países, Argentina, Chile, Alemania, Italia, Holanda…

Un ensayo escrito durante el confinamiento con un profundo sentimiento. Quiero plasmar esa parte humanista de la arquitectura. Esta pandemia nos debería hacer reflexionar.  

Este punto de inflexión que fue la pandemia me hizo profundizar en la teoría de la arquitectura y su ética, hoy estoy investigando la relación forma y uso social como doctorando en Unizar e investigadora en el grupo GIRAS.

Marta junto a sus compañeros, sentada en la fila de abajo a la izquierda

¿Qué recuerdos tienes del colegio? ¿Cómo recuerdas tu paso por el Británico?

Estrené con 3 años el primer curso que abrían a esa temprana edad, mi madre siempre me ha contado que fui a un curso pionero, yo tengo algunos recuerdos de un lugar amable y reconfortante, las camitas azules donde echábamos la siesta, el patio central con escaleritas alrededor donde nos sentábamos en círculo que hacía las veces de ágora. Las tarjetas y carteles con las primeras palabras que aprendíamos que eran en inglés, table, car, cat… luego cuando jugaba al veo veo deletreaba primero en inglés, recuerdos random maravillosos. Ella recuerda con emoción ir a vernos, pues las madres podían ir al colegio a vernos en este primer curso. Inicié mis estudios con cariño y en inglés. 

También inicié mi amor por la música, estudié piano después. Un poco más mayor recuerdo la relación tan bonita entre las clases y los recreos contiguos, hace muchísimo que no veo el Colegio y se ha modernizado desde entonces, pero aun veo esas paredes de ladrillo que nos recogían y que tenían una relación super fluida interior-exterior en las clases, era fácil para una niña moverse, relacionarse y sentirse segura, me gustaba mucho, claro y recuerdo que eran enormes. 

Las primeras veces que íbamos a por la merienda, éramos unos micos y siempre nos enorgullecíamos cuando nos tocaba ir a por la merienda con esas bandejas que cogíamos de a dos, uno por cada asita, nos encantaba ser elegidos y sobre todo por traer la merienda a los compañeros, visto desde lejos era un momento social muy bonito.

¿Qué destacarías de tu aprendizaje aquí?  ¿Qué es lo que más te ha valido para tu vida personal y profesional de tu aprendizaje en el Británico? 

Fue una etapa muy importante de aprendizaje, el bilingüismo me ha acompañado y dado alas, y el pensamiento crítico me ha conectado más con el mundo.

Por asuntos de interés profesional y cultural he viajado por las grandes urbes del mundo, tanto América, Europa, Asia y norte de África, ciudades como Buenos Aires, Bogotá, Nueva York, Londres, Cambridge, Dublín, San Petersburgo, el Cairo, y casi todas las capitales europeas, han enriquecido mi mirada de arquitecta y dado una perspectiva amplia de la evolución de la arquitectura. 

Este es uno de mis lemas. Cuanta más información dispongas tendrás más recursos para realizar una buena arquitectura, o por lo menos una arquitectura más amable y acorde a tu tiempo. 

Es importante el pensamiento transversal, el espíritu crítico y fomentar la creatividad desde bien pequeños.  Dicen los expertos que los primeros años de vida son cruciales a la hora de estructurar la psiquis y forjar la personalidad. Mi madre que es psicoanalista siempre lo tuvo en cuenta. Siempre nos recuerda a su abuelo americano que le enseñó a amar la lengua inglesa y su cultura. Él hablaba 5 idiomas.

Marta, en Kiev, ciudad que visitó en un congreso de arquitectura
Mi primer día de clase en 1º de Bachiller, con mi hermano

– ¿Profesores más queridos?

Recuerdo a Charo, a Julie, a míster Kim, Piluca, siempre nos trataron con cariño. Y al director José María Marín que era muy cercano. Y muchos más que en este momento no recuerdo sus nombres.

De los recuerdos, pocas fotografías he conservado, después de varias mudanzas perdimos muchas, pero he logrado encontrar un boletín de evaluación mío de 1987-98 y 2 fotos del curso escolar de 1981 (el año que yo nací) de mis hermanos mayores Lola y Lucas. Y había muchas fotos más, es una pena, pero tengo la suerte de tenerlas grabadas en mi mente.

– ¿Algunas anécdotas que recuerdes? 

¡Equipo Shakespeare! Empoderados y con nuestras camisetas rojas haciendo equipo y las salidas al monte cercano en el cross country anual. Qué nervios y disfrute al mismo tiempo. Y el susto que me llevé una vez al cruzarnos con una pequeña serpiente. Vivíamos bien la naturaleza.

Recuerdo hacer fila en las escaleras de metal gris con su barandilla tubular para subir al comedor, el vasito de zumo y la rebanada de pan para la merienda, una fiesta cuando tocaba de chocolate. 

La parada de autobús por las mañanas y el recorrido que siempre lo sentí amable, aunque fuera largo las monitoras nos facilitaban mucho. 

Las fiestas de navidad y las del inicio del verano. Los disfraces, lo contento que mi hermano se puso un año al ganar un premio. Las clases de música. La granja escuela. Los compañeros. Todos recuerdos entrañables y cimientos de quien soy hoy.

Personalmente y ahora que soy madre valoro más estas primeras experiencias y la importancia de crear una buena base. Ya estoy deseando que mi hija Hanna comience la aventura de estudiar en el Colegio Británico.

foto visitando la Bauhaus de Dessau justo antes de la Pandemia

Archives

Copyright © 2021 britanico-aragon.edu
Todos los derechos reservados. Aviso legal.

Matrícula abierta 2022-2023
Plazas limitadas.
Visitas Personalizadas

¡INFÓRMATE YA!
close-link