Carmen Moreno Galán, mejor oradora en el debate de CICAE

 

Nuestra alumna de 3º de ESO, Carmen Moreno Galán, obtuvo el pasado mes de marzo el premio a la mejor oradora en castellano del debate de CICAE, la Asociación de Colegios Privados e Independientes de España. Hemos charlado con ella para que nos cuente su experiencia:

¿Qué tal la experiencia del debate de CICAE? ¿El nivel era muy alto, no?

La verdad es que es una experiencia genial que recomiendo al 100% y que repetiría mil veces más. Respecto al nivel, sí que es cierto que es un nivel muy alto, sobretodo en la final. Pero habíamos preparado mucho los argumentos en las semanas anteriores, y practicado como exponerlos correctamente. Además, ¡con mi grupo U5 lo pasamos casi igual de bien preparándolo todo que en el propio debate!

– ¿Cómo recibiste la noticia de que habías sido nombrada mejor oradora del debate de CICAE? ¿Te lo esperabas?

Estaba en clase con mi amiga Helena y mi profesora Leticia nos lo dijo. No me lo esperaba para nada. Al principio me costó asimilarlo y todo. Cuando estás en el debate, aunque tú sabes que el premio existe, estás viendo a muchísima gente debatir continuamente y la mayoría tienen un muy buen nivel, por lo que para nada pensaba que iba a conseguirlo.

– ¿Desde siempre te ha gustado la oratoria y debatir los temas de actualidad?

Aunque ha sido en estos últimos años cuando hemos empezado a preparar debates como tal, desde pequeños hemos hecho presentaciones orales y la verdad es que si que es algo que a mí me encanta. Creo que el hecho de comunicar y hablar en público no solo es muy importante, sino también muy divertido, ya que hay muchas maneras de expresarse y llegar a la gente.

– Pensando en el futuro, ¿qué carrera te gustaría estudiar? ¿En qué trabajo te ves dentro de unos años?

Me gustan más las carreras de humanidades que las científicas. La verdad es que ahora mismo no tengo del todo claro dentro de estas carreras hacia cual me quiero inclinar. De todas formas me gustaría trabajar en algo internacional, y que conlleve relacionarse con muchas personas.

– Ya para terminar, ¿en casa también ganas los debates con tus padres?

Jajajaja, alguno si, ¡pero ni de lejos tantos como me gustaría! Eso sí, refutar, refuto todo lo que puedo…