Día 5. El fiestón

No podríamos terminar nuestras crónicas en la granja sin contaros nuestra fiesta. Anoche nos despedimos de la granja de la mejor manera posible con actuaciones de baile, magia y trucos de diábolo que prepararon algunos de nuestros compañeros. El equipo de luz oscura nos contó una historia de dinosaurios, hadas y bosques encantados, el grupo de títeres representó un cuento inventado sobre un cocinero loco, y los artistas de las máscaras desfilaron con sus creaciones (¡Con alfombra roja incluída!). Además, celebramos el cumpleaños de Samuel con una piñata y probamos la tarta de cumpleaños que nosotros mismos preparamos. La velada terminó con una conga.

Estábamos tan cansados que hoy nos ha despertado la música, hemos preparado nuestras maletas y las hemos dejado listas. Después de desayunar el equipo de laneros nos ha enseñado sus creaciones y nos han explicado todo el proceso. Los recolectores de frutos nos han mostrado su cosecha y los exploradores del bosque han enseñado algunos hallazgos.

Con mucha pena, nos hemos despedido de los animales y los granjeros y después de cargar energía con la última comida de Ramona, nos subimos al bus de vuelta a Zaragoza. Tenemos muchas ganas de veros de nuevo, aunque echaremos de menos la vida en la granja, los frutos frescos y los buenos momentos que hemos vivido con nuestros compañeros y con nuestros profesores.

Y para terminar, podemos decir que esta semana tanto alumnos y alumnas como profesoras hemos disfrutado enormemente de la buena compañía. Nuestras profes nos cuentan que han disfrutado mucho viendo lo bien que lo hemos pasado y lo bien que nos hemos portado.

¡Nos vemos en un ratito!

Día 4. El Misterio de Pitutín

Hoy en la granja hemos amanecido con un gran misterio: ¿Vendrá Pitutín a la fiesta?, pero antes de responder a la pregunta, seguro que os preguntáis quién es ese tal “Pitutín”. Se trata de un duende que habita en la granja. No lo hemos visto, pero sí hemos explorado su casa. Ayer, algunos de nosotros quisimos cerciorarnos de su existencia y le dejamos una invitación a nuestra fiesta en su buzón. Hoy, al despertar, hemos encontrado la respuesta: un “Si”, escrito en un pequeño trozo de papel y rodeado de palitos y hojas. Es por ello que, por la mañana, además de realizar nuestras habituales tareas de la granja, hemos investigado la identidad y el paradero de Pitutín.

Como podéis leer, somos auténticos granjeros y hoy, de nuevo, hemos alimentado a los animales y recolectado frutos. Ah, y hemos probado las deliciosas aceitunas que prepararon la semana pasada nuestros amigos de 3º de primaria.

Más tarde, nos hemos ido a la ducha para estar radiantes en la fiesta, y después, hemos comido un super plato de lentejas para cargar fuerzas. Por la tarde, hemos realizado diferentes tareas con un objetivo común: ya que este año el covid no nos deja celebrar el Pilar, esta noche, con mascarillas y mucho cuidado, nosotros tenemos FIESTÓN. Hemos preparado la decoración, las presentaciones, las sorpresas y la comida, esta vez en forma de pastel por el cumpleaños de nuestro compi de clase Samuel. Después de merendar, hemos ultimado los detalles de nuestras creaciones de fieltro, máscaras, títeres y luz negra para poder enseñarlas entre esta noche y mañana.

En la granja escuela se perciben sentimientos encontrados. Después de los nervios de nuestra llegada, en pocos días hemos hecho de este lugar nuestra casa, lo hemos pasado genial, y coincidimos en que nos quedaríamos unos días más disfrutando de la paz y la naturaleza que aquí se respira. Es por ello que hoy, en la asamblea, además de repasar cánticos que ya son nuestros, hemos sido nosotros los que hemos felicitado a nuestros granjeros por las tareas y actividades que nos han preparado, porque hemos disfrutado, hemos reído y nos hemos sentido como auténticos granjeros.

Ahora toca prepararse para el fiestón y la última cena, pero no os preocupéis que esto os lo contaremos todo en persona y en la última entrega de nuestras aventuras en Huerta la Limpia.

Y ahora sí que si… ¡Nos vemos mañana!

Día 3. Granjeros, cocineros, recolectores y ¡Artistas!

Sin darnos cuenta, hemos llegado al ecuador de nuestra aventura en la granja. Y como ayer os dejamos con la intriga, os contamos cómo terminó nuestro segundo día. Después de recolectar lana de las ovejas y teñirla, algunos de nosotros aprendimos a tejerla con agujas, y estamos seguros que os encantarán nuestras obras de arte en forma de fieltro. Otros descubrimos como la luz, además de iluminarnos, puede servir como fuente de creatividad en un taller de luz oscura. Finalmente, los dos últimos grupos nos lanzamos a la creación de máscaras y títeres, y seguro que muchos os preguntáis: ¿Cómo?: gracias a nosotros, los calcetines han adquirido vida propia y poco a poco empiezan a convertirse en marionetas de mano; por otro lado, nuestros papás y nuestras mamás comprobarán en nuestra ropa llena de escayola cual es la mejor forma de crear máscaras espectaculares.

Después de dejar volar nuestra imaginación, de nuevo, cargamos pilas disfrutando de los frutos del huerto en la cena, puesto que ayer, con la recolecta del huerto, llenamos la nevera de la granja. Para finalizar, velada, esta vez en forma de juego de pistas nocturno. Por cierto, en la asamblea de esta mañana, el equipo organizador ha recibido la felicitación de nuestros granjeros.

Rendidos ante la vida frenética de la granja, hemos vuelto a dormir de maravilla después de darnos las buenas noches y escuchar un cuento. Hoy por la mañana, en la asamblea, hemos seguido practicando los hits de la granja escuela titulados “la canción del pepino” o “la ensalada”. Después, nos hemos vuelto a vestir de granjeros y a través de una gymkana hemos seguido diferentes pistas para recolectar frutos, alimentar a los animales, hacer rutas por los alrededores, coger aceitunas que trataremos y comeremos en el cole la semana que viene y mirar al cielo en nuestro taller de astronomía.

Ya después de comer hemos practicado diferentes actuaciones para preparar el evento más importante de la semana: mañana tenemos “fiestón” de despedida y, por supuesto, tenemos que demostrar todo lo que hemos aprendido con bailes, trucos de magia o demostraciones de diábolo, entre otras, pero eso, os lo contamos el viernes. Además, por la tarde hemos seguido mejorando nuestras destrezas con la arcilla y las chapas, mientras que otros hemos planeado el juego nocturno y el último equipo se ha vestido de chef para sorprender al resto de compañeros. Al final de la tarde, hemos seguido con nuestras creaciones de títeres, lana, máscaras y luz oscura y, seguro que nuestras profes os enseñarán en fotos nuestras creaciones del último día.
Como podéis leer en estas líneas, la vida en la granja no nos deja tiempo al aburrimiento. Seguimos disfrutando de la naturaleza y de nuestros compañeros y para todos nosotros, la semana pasa volando.

Mañana os contamos más.
Muchos besos de todos y todas y, ¡Nos vemos pronto!

Día 2. Siguen las aventuras en Huerta la Limpia

Nuestro primer día en Huerta la Limpia terminó con juegos de pistas nocturnos. Y el segundo día no podía empezar mejor. Después de pasar una primera noche sobresaliente con muy pocas lágrimas y mucho descanso, al despertar nos esperaban juegos y un desayuno delicioso. Luego, nos hemos reunido en la asamblea y hemos creado los que serán nuestros grupos de actividades durante toda la semana.

Ya con nuestros grupos, los granjeros nos han enseñado diferentes tareas: unos hemos recolectado frutas de temporada de los frutales, como por ejemplo membrillos, higos, granadas y peras; nos han dejado probarlas y estaban ¡Exquisitas!. Otros, nos hemos vestido de exploradores para recorrer los alrededores de la granja y así conocer la flora y la fauna que allí habita. Otro grupo se ha encargado del cuidado de los animales, recolectando alimentos como olivas para dárselas a las ovejas. El último grupo también ha convivido con las ovejas, esta vez para recolectar lana que después trataremos y teñiremos para realizar diferentes creaciones.

Nuestra cocinera Ramona nos ha preparado una comida muy rica y nutritiva. Para comenzar la tarde, hemos jugado, ido al huerto a recoger pimientos, tomates y rabanitos, hecho arcilla y tirado con arco para, al final del día, seguir con nuestros talleres de lana, luz oscura, máscaras y títeres, pero de eso, os contaremos más mañana.
Lo estamos pasando genial y tanto nosotros/as como nuestras profes os mandamos muchos besos y abrazos.

Día 1. Nos convertimos en granjeros. 

Después de atravesar tres comunidades autónomas, hemos llegado a la granja “Huerta la Limpia” llenos de ilusión. Allí nos han recibido los granjeros y granjeras, que nos han ayudado a encontrar nuestras habitaciones y nos han servido de guía para explorar la que será nuestra casa durante esta semana. La comida ha sido fantástica y nos ha dado la energía necesaria para convertirnos en verdaderos granjeros.

Por la tarde hemos conocido a los diferentes animales que aquí viven e incluso, algunos de ellos, han comido de nuestra mano. Antes de cenar: ASAMBLEA; allí nos han felicitado por nuestro buen comportamiento con los animales y nos han enseñado nuestros primeros bailes y cánticos.

Y hasta aquí nuestra primera crónica. Mañana os seguiremos contando más aventuras..

Archives

Copyright © 2021 britanico-aragon.edu
Todos los derechos reservados. Aviso legal.

Matrícula abierta 2022-2023
Plazas limitadas.
Visitas Personalizadas

¡INFÓRMATE YA!
close-link